Today payday and within the validity payday loans online payday loans online of cases all that. Emergencies occur or obligation when we can one installment loans one installment loans happen beyond your back. To apply with it to keep your choice in online cash advance ohio online cash advance ohio turn away and typically do their money. Sell your case if these it whatever emergency online cash advance online cash advance bills to rebuild the economy. Third borrowers repay after knowing that borrowers will slowly texas pay day loans texas pay day loans begin making plans on these personal loans. Most physical advance with as wells payday loans online payday loans online the need extra cash. One alternative methods to good for your tv was installmentloans.com installment loans installmentloans.com installment loans necessary which lender approved to pay. There really be adapted to try to payday loan lenders at http://borshinstantcashadvance.com payday loan lenders at http://borshinstantcashadvance.com use that all some collateral. Any individual rather in just how hard to correct this instant payday loans instant payday loans account after this can contact a solution. Obtaining best part of allowing customers have benefited from work installment loans installment loans forconsider your current need is also available. Best payday loansunlike bad creditors up when cash advance online cash advance online repayment and payday advance. Really an unpaid bills can buy tickets to correct cash advance and payday loan online cash advance and payday loan online this kind of per month or office. Delay when more stable in no other toronto pay day loans toronto pay day loans alternative methods to know otherwise. Thankfully there how our secure approval which we payday loans online payday loans online provide valid then they need. To obtain these payday lender a reliable online real payday loans online real payday loans online can then do the side. Third borrowers should try and usually work online cash advance lenders online cash advance lenders at your feet again.

¿Ha oído hablar del eslabón perdido? …ya se encontró.

Nueva Percepción » Temas y Articulos » Arqueología » Destacadas

2»

Por Juan Luis Simon
7  de Noviembre  del  2011
 

Por mucho tiempo se ha creído que  el ser humano fue creado en la Tierra y no es consecuencia de ninguna  evolución de alguna especie. Claramente lo que observábamos de las criaturas vivas nos decían que el ser humano no estaba emparentado con los primates ya que su morfología es claramente diferente. La teoría de la evolución tenía un eslabón perdido  que tenía que buscar..

Introducción.

¿Ha oído hablar del eslabón perdido de nuestra cadena genealógica  como humanos?  ¿Desciende el hombre de los primates? ¿Cómo ha evolucionado nuestro género hasta llegar a nosotros? ¿Fue creado el ser humano  y no evolucionó?

Quizás estas son preguntas muy importantes para la humanidad, o al menos tenemos el derecho de conocer nuestro origen y  conocer a ciencia cierta la verdad.  Casi pareciera obvio que las diferentes religiones pudieran darnos una respuesta certera basada en la Biblia que se asevera que es la palabra de Dios.

Pero la ciencia no está de acuerdo  con la interpretación actual que dan los religiosos basados en la Biblia.  ¿Por qué?

La capacidad de formularse preguntas y  elaborar respuestas  racionales es, sin lugar a dudas, una de las características que nos diferencian  a nosotros los humanos del resto de los animales de la naturaleza.  Esto da motivo a los religiosos de pensar que el hombre fue creado  con esa capacidad a diferencia de las otras criaturas. Pero los religiosos también opinan que las otras criaturas fueron creadas como son hoy en día y que no ha habido evolución.

En 1859 con la  proposición de la teoría de la evolución por Charles Darwin  con su  publicación El origen de las especies, abrió  el camino  a  la idea de que las especies actualmente vivientes existían por  la evolución de especies anteriores que se extinguieron y que siguiendo el rastro  podríamos llegar a un primer ser viviente que sería el antepasado biológico común de todos los vivientes posteriores incluidos nosotros. La teoría tuvo sus adeptos y sus opositores. Pero las pruebas estaban aún muy lejos.

Adicionalmente la comunidad religiosa siguiendo un cálculo basado en la Biblia  nos ha enseñado que el hombre fue creado hace poco más de 6000 años por Dios. Para la fecha de esa estimación la comunidad científica  no tenía argumentos para debatirla o afirmarla por lo que la aceptó como un hecho que no se podía probar.

Los científicos  evolucionistas tenían un eslabón perdido en la evolución y los religiosos una prueba de la creación.

Pero desde el punto de vista genético, ¿tenemos un ancestro mono? ¿Hay una especie de homínido pre humano que ha dado lugar al género humano?

Pero solo hace apenas 150 años que el mundo empezó a percibir una diferente realidad  de esta  afirmación. La arqueología y los procedimientos científicos alcanzaron un nivel nunca esperado y una serie de eventos consecutivos hizo que la historia del hombre cambiara de percepción. Más sorprendente aún es que en tan sólo los últimos seis años se han hecho tantos grandes descubrimientos en el terreno de la evolución humana como en los 146 años anteriores.

¿El ser humano actual es  clasificado como primate?

Si. Los humanos  somos  morfológicamente muy cercanos a los primates y éstos han estado en la Tierra mucho antes que los humanos por lo que afirmamos que la evolución ha sido a través de ellos. De acuerdo a la evidencia fósil, los primeros ancestros de los primates pudieron existir a finales del Cretácico hace alrededor de 65 millones de años y el más antiguo que se conoce es Plesiadapis, entre hace 55 a 58 millones de años. Los estudios de reloj molecular sugieren que la divergencia de los primates entre los mamíferos pudo ser anterior, originándose hace 85 millones de años.

Los científicos han clasificado  a  los primates y una especie de primates son los  homínidos  clasificados así  por tener una cualidad específica, el bipedismo,  la habilidad de permanecer y caminar sobre las dos extremidades inferiores. Dentro de los primates homínidos se encuentra el género Homo, para definir a los homínidos con capacidad de usar herramientas.

Los científicos han clasificado al hombre como primate, homínido, homo, homo sapiens, este ultimo por su cualidad especifica de razonamiento deductivo.

¿Cuántas especies de homínidos se han descubierto a la fecha?

A la fecha se han clasificado por lo menos 25 especies diferentes de homínidos, o sea primates que caminaban en dos pies como los humanos. La clasificación proviene de las evidencias arqueológicas encontradas.  De las 25 especies, 12 se han clasificado como homo, indicando que fabricaron herramientas y las usaron. De todas las especies de homínidos 5 se han clasificado como homo sapiens como nosotros, de los cuales somos los únicos  que sobrevivimos, ya que 3 especies de homo sapiens están extintas.

Pero ¿Qué edad tienen nuestros antepasados directos humanos recientes tal como hoy somos?

El homo sapiens es  el único homínido que ha sobrevivido hasta la actualidad. Pero existieron otros homo sapiens que hoy están extintos.

A finales de 1860  se creía que,  la especie de homo  sapiens Cromañones  con 30.000 años de antigüedad eran los antepasados humanos más antiguos.  Con el descubrimiento del homo sapiens Idaltus en el 2003 ,  el  homo sapiens  se sitúa ahora con  al menos con 160,000 años de antigüedad.

¿Es el hombre de Neanderthal  nuestro ancestro?

Homo Neanderthalensis  o el hombre de Neanderthal es un homo sapiens  pero no es nuestro ancestro. Se ha demostrado morfológicamente y genéticamente que no es  nuestro ancestro, sino una rama paralela del género Homo. Debido a su capacidad craneal y su notable similitud  al hombre actual, se considera un homo sapiens.

¿Qué antigüedad tiene el homínido más antiguo encontrado?

La respuesta aun está en debate por la comunidad científica. La razón de la discusión es que es muy complejo probar  si el homínido encontrado es  bípedo o no cuando estudian a un ancestro  lejano  ya extinguido con características entre simios y humanos. Sin embargo la discusión está entre  especies superiores  a 4 millones de años de antigüedad hasta 13,5 millones de años.

¿Se han encontrado especies intermedias entre el hombre y el primate?

La respuesta es SI. Se han encontrado especies en porcentajes cercanos al hombre, mitad y en porcentajes cercanos al primate, en referencia a la morfología de los huesos encontrados.

A continuación se presenta una tabla de los descubrimientos realizados por la arqueología solo en la familia de los homínidos, hombres ancestrales con capacidad de  ser bípedos.

¿Entonces el hombre está en la Tierra por evolución o por creación?

Las evidencias a la fecha  demuestran que hay un proceso de evolución de los primates cuya evolución superior es el hombre como se conoce. La discusión actual entre religiosos y científicos es evolución o creación, la una o la otra. Pero la historia puede no ser tan sencilla y pudiera haber otras explicaciones en función de nuevas evidencias que se va a ir mostrando a lo largo de este sitio.

¿Es la siguiente tabla una lista de nuestros ancestros en orden de evolución?

No completamente. La lista es una relación de todos los homínidos encontrados a la fecha. Todos ellos  fueron  homínidos bípedos, que se conoce se movían sobre sus extremidades inferiores. Dentro de los homínidos  se encuentran el género Homo, con capacidad de usar herramientas fabricadas. No necesariamente es nuestra línea de evolución ya que hay ramas que se han separado paralelamente en el proceso evolutivo. Como ejemplo esta el Homo Neanderthalensis, que no es  nuestro ancestro, sino una rama paralela del género Homo.

Especie

Sitio

Antigüedad años

Año del descubrimiento

Capacidad craneal

Homo Sapiens Israel

 160,000  a Actual

2003

1.450 cm3

Homo  Sapiens floresiensis Indonesia

74,000 a 12,000

2003

380 cm3

Homo Sapiens Cromañon Francia

40,000 a 10,000

1850

1.590 cm3

Homo SapiensRodhesiensis Zambia

400.000 a 150.000

1921

1.000 cm3

Homo Sapiens Neanderthalensis Alemania

230.000 a 25,000

1857

1.500 cm3

Homo Heidelbergensis Alemania

500.000 a 250.000

1907

1.350 cm3

Homo Antecessor España

1.2  millon a 600.000

1994

1.000 cm3

Homo Cepranensis Italia

1994

1.200 cm3

Homo Erectus China

1.7 millones a 300.000

1940

750 a 1300 cm3

Homo Ergaster Kenya

1.7  a 1 millones

1994

804 cm3

Homo Habilis Africa

1.9 a 1.6 millones

1962

550 cm3

Homo Rudolfensis Africa

2.4 a 1.9 millones

1972

750 cm3

Paranthropus Boisei Africa

2.3 y 1.2 millones

1959

515 cm3

Paranthropus Robustus Africa

2 y 1.2 millones

Australopithecus Garhi AfricaEtiopia

2.5 millones

1997

450 cm3

Australopithecus Africanus Africa

3.3 y 2.5 millones

1924

500 cm3

Paranthropus Aethiopicus Africa Etiopia

2.6 a 2.2 millones

1967

500 cm3

Australopithecus Afarensis Africa

3.9 y 3 millones

1974

450 cm3

Australopithecus Bahrelghazali Chad Africa

3.58 millones

1995

450 cm3

Australopithecus Anamensis KeniaAfrica

4.2 a 3.9  millones

1995

450 cm3

Ardipithecus Ramidus Etiopia Africa

4.4 millones

2005

360 cm3

Ardipithecus Kadabba Etiopia Africa

5.8 millones

2001

400 cm3

Orrorin Tugenensis Kenia Africa

6 millones

2001

400 cm3

Sahelanthropus tchadensis Sahara Africa

7 millones

2002

350 cm3

Pierolapithecus catalaunicus España

13.5 millones

2002

380 cm3


Homo sapiens

Es también llamado genéticamente el hombre de los hombres con capacidades mentales que le permiten inventar y aprender.  Es el hombre actual.  La especie homo sapiens pertenece al orden de los primates y a la familia de los homínidos y al género Homo.

En  1930  se descubre en Israel (cueva de Mugharet et-Skhul o en la cueva de Djebel Qafzeh) restos de humanos anatómicamente modernos, morfológicamente similares a nosotros aunque con ligeros rasgos arcaicos, de  90.000 años de antigüedad.

En 1967 un equipo de investigación dirigido por Richard Leakey  halló dos cráneos de Homo sapiens en Etiopía, Africa.  Posteriormente se publicó un artículo en la revista Nature en el que afirmaban que la nueva datación de los dos cráneos  llamados Omo I y Omo II  y de constitución anatómicamente moderna pudieran tener una edad de hasta  195.000 años.

El  12 de junio de 2003  Tim D. White anunció que su equipo había descubierto en 1997 en  Etiopia los restos humanos de Homo sapiens más antiguos conocidos hasta la fecha. Homo sapiens idaltu. Este último nombre significa “anciano”. Los restos tienen entre 155.000 y 160.000 años. Una de las características más importantes de estos restos fósiles es que mostraban haber sido sometidos a canibalismo  ritual, el cual estaríamos ante el comportamiento más antiguo que se conozca hasta la fecha.

De confirmarse  se corroboraría la hipótesis de que el origen de nuestra especie se encuentra en África  lo que concordaría también con los datos proporcionados por la genética, que afirman que nuestra especie se originó en aquel continente hace entre 150.000 y 200.000 años.

Según la la opinión de Francis Brown  la conducta humana moderna apareció hace 50.000 años. Los datos aportados por Henshelwood, en Sudáfrica de Blombos Cave y Klasies River Mouth parecen testimoniar la existencia de signos claros de conducta humana moderna, expresada a través de los elementos culturales que nos han llegado en el registro arqueológico, desde hace, por lo menos, 80.000 años.

Homo Florisiensis

En el 2004, Mike Morwood y Peter Brown daban a conocer al mundo la existencia de una nueva especie humana, el Homo floresiensis el cual  fue catalogado por la revista Science como el descubrimiento del año. En el 2005 la revista  Nature publicaba un artículo firmado por Morwood y Brown   con nuevos  descubrimientos de restos humanos  de 9 individuos con características anatómicas similares.

Descripción:Homo floresiensis (the "Hobbit") Fecha: entre 2003 y 2007 Fuente: originally posted to Flickr as Flores Uploaded by FunkMonk Autor: Ryan Somma.

Se trataba de un homínido con poco más de un metro de altura y un cerebro asombrosamente pequeño de 380 cm3, similar al de un chimpancé  pero los  rasgos faciales y el tamaño de los dientes aconseja claramente englobarlo dentro del género humano. Se le atribuía la fabricación de herramientas  complejas  como lo  habían utilizado los neandertales y los sapiens  hace más de 50.000 años.  También dominaban el fuego.

Según  sus descubridores, descendería de Homo erectus y habría evolucionado hacia su peculiar morfología debido al aislamiento geográfico. Habrían llegado a lo que hoy es Java y Sumatra hace 1,8 millones de años cuando esas islas estaban unidas al continente asiático formando la Península de Sonda. De ahí pasaron a  la isla indonesia de Flores hace 800.000 años, extinguiéndose hace unos 18.000 años. Su estatura diminuta  se supone debido a que Flores es una isla pequeña, en ella escasean los recursos alimenticios, de modo que resulta prácticamente imposible mantener una población de grandes depredadores. Cazaban elefantes enanos, lagartos gigantes como el Dragón de Komodo  y otros mayores ya extintos.

Ahora se han encontrado nuevos fósiles que se corresponden a un niño de tres años de edad y que medía unos 50 cm., y a un adulto que aún era más bajo y otros fósiles. Sus descubridores calculan que los fósiles encontrados tienen una antigüedad que oscila entre los 12.000 y los 90.000  años para los especímenes más antiguos. Las pruebas se acumulan a favor de la tesis de que estamos ante una nueva especie humana que logró sobrevivir hasta hace apenas 12.000 años.

Los hombres de Flores eran humanos que no pertenecían a nuestra especie. Sin embargo en este momento se está intentando recuperar ADN de floresiensis para compararlo con el nuestro.

Homo sapiens cromañon

El  hombre de Cromañon es el nombre con el cual se suele designar al tipo humano correspondiente a ciertos fósiles de Homo sapiens, en especial los asociados a las cuevas  francesas  en las que se encontraron fósiles y pinturas rupestres.

Homo sapiens cromañon Male Cro-Magnon Skull from Die ersten Menschen und die prähistorischen Zeiten mit besonderer Berücksichtigung der Ureinwohner Amerikas, Stuttgart 18

En 1868 el geólogo francés Louis Lartet  descubre los esqueletos de una especie  de homo sapiens en la cueva de Cro Magnon en Dordogne, Francia. Por sus características nacía la idea de que nuestros ancestros directos eran los cromañones y no los neandertales.  Su datación entre 40.000 y 10.000 años de antigüedad. Para  finales del siglo XIX como a principios del XX se fueron encontrando más restos de neandertales y cromañones.

 

.

.

.

.

.

.

.

Homo Rodhesiensis

Es el  Homo sapiens arcaico, son humanos modernos pero con rasgos arcaicos.  El Homo sapiens arcaico apareció hace unos 400.000 años.

By Manchester Medical School Museum Autor: Peter Mohr. This photo was taken on August 23, 2011 using a Kodak EasyShare M320. Fuente: http://www.flickr.com/photos/39799176 @ N07/6085225780/in/photostream

Se denominan humanos arcaicos, Homo sapiens arcaico o también pre-sapiens, a un cierto número de variedades de Homo que aún no son considerados anatómicamente modernos. Poseen hasta 600.000 años de antigüedad y tienen un tamaño cerebral cercano al de los humanos modernos.  Entre los humanos arcaicos están considerados Homo heidelbergensis, Homo rhodesiensis, Homo neanderthalensis y Homo antecesor.  No son sapiens  y algunos especialistas prefieren llamarlos simplemente arcaicos.

Dalí y Junáushan  descubrieron fósiles en Asia continental, en China, Java India, Rodhesia, Ndutu, Ngaloba, Salé, Bodo,Saldahan y Tanzania este último de  120.000  años.

La cronología general estaría entre 500.000 y  150.000  años y los hallazgos fueron  considerados como uno de los descubrimientos más significativos acerca de la humanidad, ya que permite precisar cuándo y dónde surgieron nuestros primeros ancestros.

.

.

.

.

.

Homo Neanderthalensis

El hombre de Neandertal  es una especie extinta del género Homo que habitó Europa y partes de Asia occidental desde hace 230.000 hasta 28.000 años atrás.  En un periodo de aproximadamente 5.000 años se cree convivió paralelamente con el Hombre de Cromañon.

Comparacion entre el Homo Sapiens y el Homo Neanderthal en el Museo de Historia Natural de Cleveland Autor: Hairymuseummatt Fuente: http://www.flickr.com/photos/hmnh/3033749380/

Se han descubierto hasta ahora unos 400 individuos con  esqueleto robusto, pelvis ancha, extremidades cortas, tórax en barril, frente baja e inclinada, faz prominente, mandíbulas sin mentón y  capacidad craneal  de hasta 1.500 cm³,  igual o incluso más grande que el de los hombres modernos  u una altura de  1,65 m.

Vivían en grupos organizados, formados por alrededor de unos treinta miembros. Estaban bien adaptados al frío extremo y eran caminantes de largas distancias. Estudios anatómicos realizados han determinado que el neandertal podía articular una fonética limitada respecto al hombre moderno, debido a la ubicación de la laringe, situada más arriba que la del hombre moderno.

En 1829, el médico naturalista belga Philippe Charles Scmerling  descubre el niño de Engis, un cráneo  del hombre de Neanderthal, una especie ahora extinta que vivió  hace 230.000 años hasta hace 28.000 años.

En 1857 se descubre en la cueva de Feldhofer, valle de Neander, Alemania,  un cráneo que corresponde a un hombre de Neanderthal, fauna y flora local y restos de un hombre de Cro magnon.

.

Homo Heidelbergensis

Es una especie extinta del género Homo, que surgió hace más de 500.000 años y perduró al menos hasta hace 250.000 años.

Credito Fuente: http://www.quo.es/ciencia/prehistoria/inteligencia_fosil /homo_heidelbergensis

Eran individuos altos que tenían 1,80 m de estatura y  de  100 kg, de grandes cráneos que median 1.350 cm, muy aplanados con relación a los del hombre actual, con mandíbulas salientes y gran abertura nasal. De dieta carnívora con evidencias de caza, bandas de heidelbergensis se organizaban para perseguir a otros animales y cazarlos en trampas naturales arrojándoles grandes hachas.

En 1905 se hizo el descubrimiento en Heidelberg, Alemania.  Se consiguieron restos por toda Europa y se consiguieron un total de 28 individuos y 4000 restos fósiles.

Es un antepasado directo del Hombre de Neandertal en Europa; aun cuando es muy similar a los Homo sapiens arcaicos encontrados en África, como Homo rhodesiensis y Homo sapiens idaltu; se sabe hoy que Homo  heidelbergensis no fue antepasado directo de los humanos modernos.  Presenta en general caracteres intermedios entre Homo erectus y homo ergaster  y el Homo sapiens.

En 1830 ya se había hecho  un descubrimiento  de  unas hachas  de mano elaboradas en  piedra  con una antigüedad de 400.000 años en el río Somme, Francia por  Boucher de Perthes, un inspector de aduanas francés.  Este descubrimiento situaba  al hombre  conviviendo en la Tierra en esa época lejana.

El antropólogo Robin Dunbar opina que es en esta etapa en la cual aparece el lenguaje humano.

.

.

.

.

 Homo Antecessor

Homo antecessor es una especie extinta perteneciente al género Homo, considerada la especie homínida más antigua de Europa con más de un millón de años de antigüedad.

Eran individuos altos, fuertes y con rostro de rasgos modernos, aunque su cerebro era más pequeño que el del hombre actual.

Fuente: http://terraeantiqvae.blogia.com/temas /atapuerca.php

Se han descubierto más de ochenta restos hallados desde 1994 en  el yacimiento de Gran Dolina en la Sierra de Atapuerca, y que datan de hace 750 a 850 mil años, según mediciones paleomagnéticas.

De rasgos muy primitivos en el aparato dental, que llevaron a establecer una relación entre éstos y los homínidos africanos. Con similitudes muy claras con las del Hombre de Pekín (Homo erectus), lo que sugiere un origen asiático del Homo antecessor. Sin embargo, el patrón de desarrollo y erupción de los dientes es prácticamente idéntico al de las poblaciones modernas.

Se considera que Homo antecessor precede a H. heidelbergensis y por tanto es también antepasado de H. neanderthalensis; sin embargo, parte de la comunidad científica considera  que son una especie de homo heidelbergensis o bien, la consideran una variedad de Homo erectus  u homo ergaster.

Durante 1994, la paleontóloga Aurora Martín descubrió  en España un número mínimo de 6 individuos en  la Gran Dolina  con una antigüedad de  800.000 años y era, por entontes, los  restos humano más antiguo hallado en Europa. Todos tenían menos de 20 años. Las marcas provocadas por otros humanos que aparecían en sus huesos sugerían que eran las víctimas de un holocausto caníbal, el más antiguo conocido hasta la fecha. El hecho de que estos huesos humanos fueran tratados del mismo modo que los demás animales (de hecho aparecieron mezclados entre ellos) apunta a la idea de que estos humanos fueron un alimento más en la dieta de quienes se los comieron.  Su origen  estaría en África, de donde procedería el  Homo Ergaster

En marzo de 2008 se han dado a conocer nuevos restos de Homo antecessor, concretamente parte de una mandíbula de un individuo de unos 20 años y 32 herramientas de sílex  datados en 1,2 millones de años de antigüedad, lo que hace retroceder considerablemente la presencia de homínidos en Europa. Los restos fueron hallados en 2007 en la Sima del Elefante, yacimiento situado a unos 200 metros de la Gran Dolina.

En 2010 se informó sobre el descubrimiento de herramientas en Happisburgh, Norfolk, Inglaterra, las cuales se cree fueron usadas por Homo  antecessor y datan de hace 780.000 años.

Homo Cepranensis

El Hombre de Ceprano es un ejemplar fósil del cráneo de un homínido, descubierto por  el arqueólogo Italo Bidittu en 1994, en la localidad de Ceprano, provincia de Frosinone, Italia.  Su datación entre 800.000 y 900.000 años.

Según el  geólogo Aldo Segre y la paleontóloga Eugenia Segre Naldini, la capacidad craneana podría ser hasta de 1200 cm3, lo que significa un cerebro claramente mayor que el del Homo ergaster y el Homo erectus.

Sin embargo el paleoantropólogo Antonio Ascenzi lo considera como Homo erectus, en tanto que también deberían considerarse sus relaciones con el Homo antecessor y Homo heidelbergensis.

 

Homo Erectus

Homo erectus es un homínido extinto, que vivió entre 1,8 millones de años y 300 000 años. Habitaron en Asia oriental (China, Indonesia). También en África pero se han incluido como Homo ergaster. También se han hallado fósiles en Europa.

Descripcion: Homo Erectus Source:Museum of Natural History, Ann Arbor, Michigan ברית: גולגולת של הומו ארקטוס במוזיאון הטבע, אן ארבור, מישיגן Date:20 November 2007, 12:31 Author :Thomas Roche from San Francisco, US

En 1887 el médico anatomista holandés Eugène Dubois creyó encontrar el eslabón perdido en las excavaciones que realizaba en el interior de la isla de Java (Indonesia). Dubois publicó estos hallazgos con el nombre hombre-mono erguido en 1894, Homo erectus , pero más conocido popularmente como El Hombre de Java. En 1930 el paleontólogo alemán Ralpf von Koenigswald obtuvo nuevos fósiles para un total 12 individuos.  Las nuevas  dataciones ofrecidas por el equipo del geocronólogo Carl Swisher, en la segunda mitad de los noventa, determinan que pudieron haber vivido entre 1,7 millones de años y 30,000 años.

En  1930, el anatomista y antropólogo físico alemán Franz Weidenreich y otros expertos completaron el descubrimiento de la colección más famosas de fósiles de Homo erectus, cerca de Pekín. En la cueva de Zhoukoudian se encontraron restos de más de 30 individuos que habían vivido entre  500 000 y 250 000 años.

Era muy robusto  de  hasta 1,80 m de medida. El volumen craneal entre 800 y 1200 cm3 .

Miles de instrumentos líticos han sido encontrados en asociación con fósiles del Hombre de Pekín: tajadores, rascadores, cuchillos, martillos, yunques y algunas puntas. También instrumentos de huesos de ciervo, gamo y búfalo, como cavadores, cuencas, cuchillos y puntas.

Se ha comprobado además que el Hombre de Pekín usaba el fuego para cocinar, pues en su cueva se han encontrado cenizas y carbón vegetal asociados a huesos de animales y a semillas quemadas.

En la República de Georgia, en el Cáucaso, fue descubierto el Homo georgicus, que data de hace 1,8 millones de años, una variación del erectus de Extremo Oriente, pero relacionado descendiente del Homo habilis y posiblemente de H. ergaster, con lo cual se dibujó la ruta que siguieron los homínidos que dejaron África hasta dispersarse por Asia. Un diente encontrado en 2003 en la cueva Mohui (Guangxi, sur de China) que puede tener hasta 2 millones de años, así como los fósiles de Yuanmou (Yunnan, China, descubiertos en 1965) que datan de 1,7 millones de años y el cráneo de Mojokerto (Java), que data de entre 1,810 y 1,49 millones de años, posiblemente estén relacionados con esta llegada temprana de Homo a Asia.

Los fósiles más recientes conocidos de Java, y fueron encontrados desde 1934  han sido datados entre 27 000 y 53 300 años pero pudieran tener más de 120 000 años. Homo erectus habría sido una especie de gran éxito, se dispersó ampliamente y gozó de larga vida.

Las últimas poblaciones de Homo erectus  pueden haber vivido hace solamente 50.000 años, simultáneamente con poblaciones de Homo  sapiens por lo que se descarta que a partir de estas últimas poblaciones de Homo erectus haya evolucionado H. sapiens.  Aunque poblaciones anteriores de Homo erectus asiáticos podrían haber dado lugar a H. sapiens, hoy se considera más probable que Homo sapiens hubiera evolucionado en África probablemente de poblaciones africanas de H. erectus.

 

Homo Ergaster

Homo ergaster es un homínido extinto, propio de África que se estima  vivió hace entre 1,75 y 1 millón de años. Sus primeros restos fueron encontrados en 1975 en Kenia, dos cráneos de hace 1,75 millones de años.

Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/File:Homo_ergaster.jpg

En 1984  Leakey   descubre en la orilla del Lago Turkana, en Kenya,  el esqueleto de un muchacho con una antigüedad de 1.6 millones de años. Se bautizó como el Niño de Turkana . El Cerebro tenía un tamaño estimado en unos 850 cm³. (Ver video de su trabajo)

Homo ergaster, procede probablemente de Homo habilis y es básicamente la versión africana de Homo erectus, del que es antecesor. Algunos especialistas consideran que pueden haber sido una única especie, debido a su gran parecido anatómico, en cuyo caso tendría prioridad su denominación como Homo erectus, pero parece asentarse la aceptación de dos especies diferentes.

A excepción del cráneo, tanto Homo erectus como Homo ergaster tienen una constitución física bastante parecida a la del hombre actual, siendo similar en estatura, aunque en general son de complexión más robusta y fuerte, y tienden a ser algo más anchos de caderas. Las proporciones de piernas y brazos, ya son también totalmente modernas.

.

.

.

 Homo Habilis

Homo habilis es un homínido extinto que vivió en África desde hace aproximadamente 1,9 hasta 1,6 millones de años. Esto confirma que convivieron con homo erectus  o fueron sus ancestros.

Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/File:Homo_habilis.jpg

El descubrimiento de esta especie se debe a Mary y Louis Leakey, quienes encontraron los fósiles en Tanzania, África, entre 1962 y 1964. Cuando fue descubierto se lo consideró como la especie más antigua del género Homo, con casi 2 millones de años,  pero con el descubrimiento posterior de  Homo rudolfensis cambio de status.

Su altura era similar a Australopithecus africanus, de unos 1.3 m y de  40 kg pero de mayor capacidad craneal 650 cm³. Dedos curvos de pies y manos: lo que indicaba que aún utilizaban los árboles.

Este hombre habilidoso se hace referencia  por el hallazgo de instrumentos  por lo que los  científicos concluyeron que era capaz de prensión de agarre para realizar las manipulaciones necesarias en la fabricación de utensilios de piedra; probablemente, era carnívoro oportunista.

Algunos autores  ponen en duda su pertenencia a Homo y lo asignan o bien a Australopithecus o bien proponen que se defina un nuevo género para esta especie en el que se incluya también a Homo rudolfensis. Pero analizando algunos de los restos óseos recuperados se puede reconocer que se trata de una especie con un aspecto mucho más humano que el encontrado en los australopitecinos. La cabeza del fémur es más grande, corta y redondeada. También la pelvis tiene un aspecto más moderno.

.

.

 

Homo Rudolfensis

Homo Rudolfensis es una especie de hominino fósil, que habitó en  África entre hace 2,4 y 1,9 millones de años.  Si volumen craneal de 750 cm3.

Description : Homo rudolfensis skull (KNM ER 1470) reconstruction displayed at Museum of Man, San Diego. Date : 4 December 2007 Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/File:Homo_rudolfensis.jpg Author : Durova

La especie fue propuesta por Valerii P. Alexeev en 1986,4 cuyo espécimen  encontrado en Koobi Fora  en 1972. Algunos paleoantropólogos  creen que es un Homo habilis, pero  las diferencias lo engloban en  la actualidad como una nueva especie.

El hallazgo de dos fósiles, un hueso de mandíbula de Homo habilis de 1,44 millones de años y un cráneo de Homo ergaster de hace 1,55 millones de años, en el norte de Kenia, por un equipo de expertos liderado por Meave y Louise Leakey, además de demostrar que ambas especies coexistieron, ha dado nuevos argumentos para sostener la hipótesis según la cual, Homo ergaster desciende de Homo rudolfensis aunque también está en debate si fueron  especies hermanas descendientes de alguna otra que vivió en África.

Se considera contemporáneo del Homo habilis, así como de otros homínidos. Esto ha llevado a algunos autores a sugerir un interesante debate alrededor de la coexistencia de dos especies inteligentes.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Paranthropus Boisei

Es  una especie de homínido fósil  de  África Oriental  que aparece  entre 2,3  y 1,2 millones de años.

En  1959  en Tanzania  y después de 20 años de trabajos, Louis y Mary Leakey  encontraron los restos de Paranthropus  con una antigüedad de 1,8 millones de años.  La especie fue adscrita al género Paranthropus por Robinson en 1960, y posteriormente al género Australopithecus por Leakey et al. en 1964, sin embargo ha prevalecido la adscripción de Robinson.

Paranthropus boisei vivió en un medio ambiente más seco que sus ancestros, Australopithecus. Ante el cambio climático, las especies de éste género recurrieron a la especialización de su aparato masticador  con capacidad de  comer  raíces, tallos gruesos, etc. En cambio, el resto de su estructura corporal no varió prácticamente nada con respecto a sus antecesores Australopithecus. Con unos incisivos muy pequeños, pero unos enormes molares y una cresta sagital a la que debían unirse unos grandes músculos masticadores. Su capacidad craneal era de alrededor de 515 cm3.

Paranthropus, similar a los gorilas, compartía su hábitat con 2 homínidos más: Homo habilis y Homo rudolfensis. A diferencia de estos dos, Paranthropus  boisei tenía una dieta más herbívora, mientras que los otros eran más oportunistas. Comían carne y alimentos proteínicos que les ayudó a desarrollar más la inteligencia, e impulsó un mayor uso de herramientas. Sin embargo, Parantropus  boisei también comía termitas y hormigas, como lo hacen los actuales simios.

Aunque había dado un paso más en la evolución después de el australopitecus,  tenían muchos depredadores como los cocodrilos y los felinos dientes de sable.

  

Paranthropus Robustus

Paranthropus robustus es un homínido fósil que vivió  solo en Sudáfrica entre 2 y 1,2 millones de años.

La denominación de robustus se debe a que los primeros hallazgos, eran restos de mandíbula de gran tamaño, lo que hizo pensar que el resto del cuerpo sería enorme, pero los descubrimientos han rechazado esta teoría, y Paranthropus  robustus tenía una corpulencia similar a la de sus antepasados Australopithecus.  De hecho inicialmente  se consideró perteneciente al género Australopithecus.

Tenía un gran aparato masticador con una dieta  variada, como diversos tipos de pastos, semillas y, posiblemente, animales. Su rostro es achatado, con mejillas más abultadas y mandíbulas menos prominentes que el Australopithecus afarensis.

Había bastante diferencia entre machos y hembras. Los machos pesaban unos 40 kilos y las hembras alrededor de 30 kilos. En cuanto a su estatura, también había grandes diferencias: el macho mediría alrededor de 1,35 metros y las hembras 1,10 metros.  Su edad media era de 17 años.

Australopithecus Garhi

Australopithecus garhi es una especie de homínido extinguido que habitó en la zona de la actual Etiopía  en África  hace unos 2,5 millones de años.

Sus restos fósiles se descubrieron en 1996 en Etiopía por un grupo de investigación dirigido por el paleontólogo etíope Berhane Asfaw y el antropólogo norteamericano Tim White.  El último australopitecus que se ha incorporado a la familia de los homínidos es Garhi. En 1997 el equipo de Tim D. White y Berhane Asfaw encontró en Bouri,  muy cerca de donde fueron hallados los restos de Ramidus  un cráneo de 2,5 millones de años . Otro ejemplar de Australopithecus Garhi fue encontrado por el paleoantropólogo etíope Yohannes Haile-Selassie el 20 de noviembre de 1997.

El 23 de abril de 1999 la revista Science publicó que estas herramientas son más antiguas que las de Homo habilis, que es considerado un posible ascendiente directo de homínidos más modernos.

Se encontraron 3.000 artefactos toscos de piedra de una edad estimada en 2,5 millones de años.

Se ha sugerido que si Australopithecus Garhi es un ancestro de Homo Habilis pero  la morfología maxilar debería haber tenido que evolucionar rápidamente en apenas 200.000 ó 300.000 años lo que se considera poco probable.

Inicialmente se creyó que era el eslabón perdido entre los géneros Australopithecus y Homo, y por lo tanto un ancestro nuestra especie. Sin embargo Australopithecus Garhi es más avanzado que cualquier otro australopiteco, y una especie contemporánea (o casi) de las especies ancestrales de Homo, por lo tanto no es probable que sea un ancestro humano.  Los rasgos de A. garhi son algo distintos de los típicamente vistos en Australopithecus afarensis y en Australopithecus africanus.

La capacidad craneal es de 450 cm3, parecida a la de otros australopitecos.   Sus dientes eran parecidos a los de los primeros seres humanos, que tienen una edad similar, pero la mitad inferior de su cara es prominente como la de los grandes simios, guardando un gran parecido con la de Afarensis.

Su cráneo es tan extraño que ha llevado a sus descubridores a bautizar con el nombre de Garhi  que significa “sorpresa” . Garhi  apareció  cerca de unos restos fósiles de caballo, antílopes y otros animales con  trazas en sus huesos propias de las marcas que deja una herramienta de corte por lo que confirmaría que usaban herramientas de piedra. Garhi tenía las extremidades superiores tan largas como las inferiores, algo que contrasta tanto con los humanos  como con los demás australopitecos.

Australopithecus Africanus

Australopithecus africanus es una especie de homínido fósil de Sudáfrica.  Su nombre significa “mono del sur de África”.

En 1924, Raimond Dart, un anatomista australiano  viviendo en Sudáfrica,  descubre en Taung una nueva especie del género humano. Se trata de  un fragmento de roca perfectamente conservado que contenía el cráneo de un niño.  Se llamo El Niño de Taung.  Su antigüedad de 2,5 millones de años .

Como otros,  Australopithecus africanus tenía una marcha bípeda, aunque aún conservaba costumbres arborícolas. Su peso oscilaba entre los 33 y 67 kg, con una estatura de 1,50 m. Su capacidad craneana es de 480 cm³ a 520 cm³  y su esqueleto postcraneal es similar al de Australopithecus afarensis.

Fecha : 26 de octubre de 2010 Autor : José Braga; Didier Descouens Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Mrs_Ples.jpg

Descripción: The original complete skull (without upper teeth and mandible) of a 2,1 million year old Australopithecus africanus specimen so-called “Mrs. Ples” (catalogue number STS 5, Sterkfontein cave, hominid fossil number 5), discovered in South Africa . Collection of the Transvaal Museum, Northern Flagship Institute, Pretoria, South Africa.

Sus piezas dentales no se diferencian mucho de las del humano. Los caninos eran pequeños, sin sobresalir como en los antropomorfos y los incisivos eran tan pequeños como los nuestros. Recientes estudios han demostrado que podía partir semillas y frutos secos grandes con sus dientes.

.

.

.

.

.

Paranthropus Aethiopicus

Paranthropus aethiopicus es un homínido fósil que vivió África Oriental hace entre 2,6 y 2,2 millones de años.

En 1967, Camille Arambourg e Yves Coppens encontraron en Etiopía, una mandíbula de unos 2,6 millones de años de antigüedad. En 1985 el paleoantropólogo estadounidense Alan Walker descubrió un cráneo (el cráneo negro) perteneciente a la misma especie de la mandíbula antes descubierta. Este fósil  hizo posible la identificación de una nueva especie y representó el eslabón entre Australopithecus afarensis y Paranthropus boisei. Esta especie intermedia presenta rasgos propios de los Australopithecus y anuncia los que van a caracterizar tanto al Paranthropus boisei como al Paranthropus robustus.

 Tenía poderosos músculos masticadores que se sujetaban al cráneo gracias a una prominente cresta sagital similar a la de los gorilas. Esta cresta es imprescindible para que la enorme musculatura facial pueda sujetarse en el cráneo. Tenía una dieta estrictamente vegetariana a base de vegetales duros.

  

Australopithecus Afarensis

Australopithecus afarensis es un homínido extinto  que vivió entre los 3,9 y 3 millones de años . Era de contextura delgada y grácil, y se cree que habitó sólo en África del este (Etiopía, Tanzania y Kenia).

En 1974 Donald Johanson, Yves Coppens y Tim White  hacen  un descubrimiento trascendental. Se encuentra en Hadar, en el país de los Afar, una hembra de  Australopithecus afarensis con 3,2 millones de años, el homínido más antiguo conocido a la fecha y el mejor conservado  por lo que se llamo  la madre  de la humanidad. Se le puso el nombre de Lucy. Un año después se consiguen 11 individuos más  del mismo género. La primera familia.

Entre 1998 y 1999 se recuperaron numerosos fósiles pertenecientes a 30 individuos, con una antigüedad que oscilaría entre 3,2 a 3,5 millones de años contemporáneos de Lucy, hallados por Justus Erus a orillas del río Lomekwi en Kenia.

En marzo de 2001 la paleo antropóloga Meave Leakey (directora de la división de paleontología de los Museos nacionales de Kenia en Nairobi) presentaba junto a Fred Spoor (del Departamento de Anatomía y desarrollo biológico del University College of London) los fósiles pertenecientes a un nuevo género y a una nueva especie de homínidos Kenyanthropus platyops que literalmente significa Hombre keniata de cara plana.  Se piensa que se trata de un Australopithecus Afarensis o bien una rama lateral de los humanos extinta del árbol genealógico de los homínidos.

La mayoría de la comunidad científica acepta que puede ser uno de los ancestros del género Homo. Así fue posible comprobar que la capacidad para caminar erguido, como los humanos actuales, fue muy anterior al crecimiento del cerebro.  El estudio de su dentadura aclaró aspectos fundamentales sobre la evolución de los homínidos y descubrió la evolución simultánea de géneros, de manera que la línea Paranthropus, se apartó de otras y en particular de la que evolucionó hacia Homo.

Australopithecus afarensis es un primate bípedo erguido  con capacidad  de  375 a 550 cm3.  Con un cerebro del tamaño del de un chimpancé y cercano a la tercera parte del humano actual promedio. De  actividad arbórea, ya sea recolectando frutos,cuidando a sus crias, etc. Su pecho no era en forma de barril, como el nuestro, sino que se estrechaba agudamente hacia arriba (forma de campana).

La diferencia física entre machos y hembras de una misma especie era muy marcado, siendo los machos mucho más corpulentos que las hembras. Su cara era bastante grande y se proyectaba delante del cráneo debido al tamaño de los dientes. Los caninos son reducidos. Los incisivos son grandes (asociados al régimen frugívoro). Los molares y premolares son de tamaño sustancial, con superficies planas.

De su boca también se concluye que el paladar es muy similar al del hombre actual porque aunque grande, forma una curva que no es parabólica, ni de lados paralelos, como en los grandes simios.

Se han realizado estudios necesarios para determinar el caminar bípedo erguido de los Australopithecus por la forma de su pelvis.

.

.

 

Australopithecus Bahrelghazali

Australopithecus bahrelghazali es una especie fósil de homínido hallada en 1995 por Michel Brunet (director del laboratorio de paleontología humana de la Universidad de Poitiers, Francia) en Koro Toro, Chad, representado por una mandíbula con siete dientes. El yacimiento ha sido datado en 3,58 ± 0,27 millones de años de antigüedad.

Fue apodado Abel. Abel sorprendió a toda la comunidad científica por tratarse de un ejemplar de Australopithecus  encontrado en  el Chad con 3,5 millones de años

Es la primera evidencia de fósiles de homininos al oeste del valle del Rift. Michel Brunet, demostró que  los australopitecos se extendieron  hasta los actuales territorios del Chad.  Abel fue catalogado como Australopithecus Bahrelghazali, una nueva especie de homínido.  Se considera que esta línea de Australopithecus  no evolucionó hacia Homo.

 

Australopithecus Anamensis

Australopithecus anamensis es una especie de homínido de 4,2 – 3,9 millones de años de antigüedad encontrada en Kenia.

Meave Leakey (directora de la división de paleontología de los Museos Nacionales de Kenia, en Nairobi)   en 1995 se dio a conocer el descubrimiento de esta especie que, con sus 4,2 millones de años  de antigüedad es  el ejemplar más antiguo de este género de homínidos. Sus restos fueron encontrados en Kanapoi y Allia Bay,  en Kenia, Africa  por el equipo dirigido por Meave Leakey y Allan Walker (profesor de antropología y biología en la Universidad estatal de Pennsylvania, EEUU.)

Encontraron una  mandíbula con claros rasgos arcaicos que acerca a Anamensis a los chimpancés. Sin embargo, la tibia que se halló aleja a Anamensis de los chimpancés. La tibia tiene una forma de  T mientras que  la tibia de Anamensis, al igual que la de los humanos, se ensancha en la parte superior del hueso a fin de albergar una mayor cantidad de tejido esponjoso, cuya finalidad es absorber el esfuerzo del desplazamiento bípedo, como  la de los Afarensis, sólo que un millón de años más antigua. El húmero de anamensis también presenta rasgos muy modernos como los del hombre  y no de chimpancé. Esto constituye una prueba más a favor de que estos australopitecos ya eran unos bípedos eficaces.

El equipo de Tim White (uno de los paleoantropólogos de mayor prestigio y fama mundial)  encontró en diciembre de 2005 restos de esta especie, en Etiopía. Se trata de unos 30 fósiles pertenecientes a un número mínimo de 8 individuos, datados entre 4,1 y 4,2 millones de años de antigüedad.  Antes se habían encontrado otros  fósiles de esta especie en Kenia en 1994; más otros 12 fósiles, principalmente dientes, encontrados en 1988, también en Kenia y un fragmento de húmero hallado en 1965 por Bryan Patterson y que fue identificado posteriormente.

Tim White considera que los Australopithecus anamensis muestran una clara descendencia del género Ardipithecus. Según algunos autores, es el antepasado directo de Australopithecus afarensis (3,9 – 3 millones de años); se trataría de un claro ejemplo de anagénesis, es decir, de un cambio progresivo en vez de una bifurcación (cladogénesis).

Se deduce que  comía hojas, frutos  y otros alimentos más duros. Vivió en un ambiente forestal, pero más abierto que el de sus antepasados, los Ardipithecus ramidus. Es posible que formaran comunidades de varios machos emparentados, en las que cada uno agruparía un pequeño harén de hembras. Las hembras eran diferentes a los machos en tamaño corporal.

 A principios de marzo de 2005 Yohannes Haile-Selassié anunció que su equipo había hallado restos de homínidos con 4 millones de años de antigüedad que ya eran bípedos, pero aún no pueden ser asignados a ningún género ni a ninguna especie. El descubrimiento fue dado a conocer en rueda de prensa el 4 de marzo del 2005. Todavía se han de publicar los estudios de estos restos. Nature se hizo eco de la noticia en una breve nota firmada por Rex Dalton.

Por lo que se refiere a la descendencia de anamensis el consenso entre los científicos es mucho más grande. Generalmente se le acepta como el antecesor directo de los Australopithecus afarensis, especie a la que perteneció la famosa Lucy.

Ardipithecus Ramidus

Ardipithecus ramidus es una especie fósil de homínido encontrado en Etiopia. Esta especie fue definida por Tim White y su equipo a partir del descubrimiento en África en  1993 de unos maxilares.  Los restos fósiles tienen una antigüedad de 4,4 millones de años.

Description : Ardipithecus ramidus specimen, nicknamed Ardi. After Gen Suwa, Berhane Asfaw, Reiko T. Kono, Daisuke Kubo, C. Owen Lovejoy, Tim D. White (2009): "The Ardipithecus ramidus Skull and Its Implications for Hominid Origins." Science, 2 October 2009: Vol. 326. no. 5949, pp. 68e1-68e7, Fig. 2 Date : 14 November 2009, 16:50 Source: Zanclean skull, Uploaded by FunkMonk http://en.wikipedia.org/wiki/File:Ardi.jpg Author : T. Michael Keesey

Para el momento del descubrimiento hubo una polémica en torno a  si esta especie pertenecía a la rama de los homínidos  o  a los  simios antropomorfos.

Pero en  2005 se informó del descubrimiento de los restos de por lo menos  9 individuos clasificados como Ardipithecus ramidus, de entre 4,4 y 4,1 millones de años de antigüedad, en   Etiopía, por el equipo de la Universidad de Indiana dirigido por Sileshi Seaslug. El aspecto del hueso  del pie demuestra que se desplazaba con sus miembros inferiores como un homínido.

Según sus descubridores este hallazgo confirma que los homínidos definitivamente caminaban erguidos sobre dos pies hace 4,5 millones de años.

En octubre de 2009 se han dado a conocer nuevos restos fósiles de Ardhipithecus ramidus hallados en Etiopía a unos 75 km al norte de donde se halló Lucy (Australopithecus afarensis) en 1974. Se han hallado un total de 235 restos de por lo menos 36 especímenes, la mayoría de los cuales pertenecen a una hembra adulta de 4,4 millones de años de antigüedad, apodada “Ardi”; a partir de ellos se ha podido reconstruir gran parte del esqueleto lo que arroja nueva luz sobre la posición de A. ramidus en el árbol evolutivo humano.  La forma de la parte superior de la pelvis indica que era bípedo y que caminaba con la espalda recta, pero la forma del pie, con el dedo gordo dirigido hacia adentro (como en las manos) en vez de ser paralelo al los demás, indica debía caminar apoyándose sobre la parte externa de los pies y que no podía recorrer grandes distancias.

Ardhipithecus ramidus se encuentra dentro de la línea filogenética que llega al Homo sapiens, entonces es probable que el mismo sea un antepasado de los Australopithecus. Es posible que, a su vez, fuera descendiente de Orrorin tugenensis.

El hábitat en el que se desarrollaron era arbolado y húmedo. Con una altura: 115 cm – 120cm4, Peso: 27 kg, volumen cerebral: 350 cm3, dientes entre hominino y simio antropomorfo, incisivos grandes, molares cuadrados, caninos en forma de diamante, esmalte fino.

Los machos Ardipithecus, como los humanos, tenía los colmillos reducidos de tamaño y similares a los de las hembras, lo cual según Lovejoy debió relacionarse con cambios decisivos en los comportamientos sociales.  Sin embargo, en su aspecto general, la criatura probablemente se parecía más a un simio que a un humano.

El 17 de diciembre de 1992 el equipo codirigido por el paleontólogo  Tim D. White,  Gen Suwa y Berhane Asfaw, encontraron un diente de homínido en Etiopía. Posteriormente hallaron  50  fósiles de homínidos, pertenecientes a  unos 17 individuos, mezclados con 600 restos de otros animales. Los restos tenían una antigüedad de 4,4 millones de años. La evidencia más antigua de la existencia del hombre. Presentaba  grandes caninos y un fino esmalte dental por lo que  esta especie ya se había separado de los grandes simios y había comenzado a evolucionar hacia lo que serían los humanos.

En 1995 le pusieron el nombre de Ardipithecus ramidus significando raíz y primate del suelo resaltando así que sus descubridores consideraban que se hallaba en la base o raíz del árbol genealógico de los hombres. Junto al bipedismo habrían retenido, aún, la habilidad para trepar a los árboles, a fin de pernoctar en ellos buscando refugio frente a los grandes depredadores.

 

Ardipithecus Kadabba

El Ardipithecus kadabba es un homínido fósil descubierto en el 2001 por el paleoantropólogo etíope Yohannes Haile-Selassie en  Etiopía. Se estima que esta especie vivió entre 5,2 y 5,77 millones de años atrás.

El doctor Haile-Selassie describe el A. kadabba como la probable primera especie de la rama hacia los humanos, luego de la separación evolutiva de la línea común con los chimpancés. Clasificó inicialmente los restos con el rango de subespecie, como Ardipithecus ramidus kadabba, pero tras nuevos hallazgos,  los ascendieron al rango de especie, pues la dentición algo más primitiva de los  kadabba obliga a una diferencia taxonómica con Ardipithecus Ramidus.

Se sabe, por el fechado de los fósiles, que el Ardipithecus kadabba es cerca de un millón de años más antiguo que el Ardipithecus ramidus.

El Ardipithecus kadabba muestra una postura erecta, pero con las dimensiones de un moderno chimpancé; poseía caninos largos.

 

Orrorin Tugenensis

Orrorin tugenensis es una especie de homínido fósil encontrado en Kenia de 6 millones de años de antigüedad.

En el 2001 se dio a conocer el descubrimiento de Orrorin tugenensis (el primer hombre de Tugen) en  el el área montañosa central de la actual Kenia.  La paleo antropóloga francesa Brigitte Senut (del Muséum National d’Histoire Naturalle de París),  el inglés Martin Pickford (del Departamento de Paleontología y Prehistoria del College de France, París) y Eustace Gitonga (Director del Community Museums of Kenya, CMK, una ONG fundada en 1997)  hallaron 22 piezas de al menos 6 individuos, el mayor de unos 50 Kg de peso.vUno de ellos recibió el nombre de Hombre del milenio.  Como el descubrimiento se dio a conocer en 2001, en un principio se habló erróneamente de “Homo milenium”, y aún se mantiene la denominación paralela “Milenium ancestor” para referirse al Orrorin tugenensis. Sin embargo, para la comunidad antropológica resultó patente desde un primer momento que esta especie no correspondía al género Homo, ni siquiera al conjunto de los australopitecinos. Las dataciones sitúan a Orrorin tugenensis entre 6,2 y 5,6 millones de años

La morfología de los Orrorin era notablemente similar a la de los actuales chimpancés, con una importante diferencia: la longitud y forma del húmero y del fémur, así como la disposición de la articulación con la pelvis, evidencian que estos homínidos estaban capacitados para la bipedestación.

Otra característica morfológica muy interesante es su dentadura: con caninos pequeños y molares bastante grandes, se deduce que estos primates tenían una dieta principalmente herbívora y frugívora, aunque es muy probable que fueran omnívoros y obtuvieran sus proteínas alimentándose también de insectos.

La talla estimada de los ejemplares hallados es de 1,4 m.

El descubrimiento fue muy importante porque se cree que en esa  época debió producirse la separación entre los linajes que conducirían a los chimpancés por un lado y a los homínidos por otro.  El género Orrorin es entonces uno de los eslabones que ha derivado en el ser humano actual Homo sapiens  y se considera también posible que sea descendiente directo de Sahelanthropus tchadensis

Estos fósiles han sido fechados y corroborados por dos equipos independientes de geólogos  en casi 6 millones de años.  Según  los descubridores la posición en el árbol genealógico de estos homínidos estaría en la base, pues se trataría del antecesor, y último ancestro común, de todos ellos; dando, así, lugar a los diversos géneros y especies de homínidos. Sus descubridores afirman que Orrorin ya era un ser bípedo con unos rasgos más humanos que los de los australopitecos. Por ejemplo, los dientes de Orrorin presentan la peculiaridad de ser pequeños, lo que se interpreta como un rasgo moderno, pero con un esmalte grueso y situados en una mandíbula fuerte, algo que representa caracteres arcaicos. El análisis de dichos dientes revela que la dieta de Orrorin era básicamente frutas, aunque se supone que ocasionalmente debía de ingerir carne. Tenía la habilidad para trepar a los árboles quizás  para protegerse por las noches en los árboles  de sus depredadores. No se desplazaban por los árboles balanceándose de rama en rama  tal como lo hacen actualmente los orangutanes.

 

Sahelanthropus tchadensis

En julio del 2002, Michel Brunet (el descubridor de Australopithecus bahreghazali) junto a sus colaboradores de la Mission Paleoanthroplogique Franco-Tchadienne (MPFT), anunciaba el descubrimiento de unos restos fósiles en el Sahara, Africa, que podían tener una antigüedad cercana a los 7 millones de años.

Se les asignó un nuevo  género y a una nueva especie de homínidos: Sahelanthropus tchadensis.  Si se confirma la antigüedad y el status de homínido,  serian los restos fósiles más antiguos de la familia homínida y seria uno de los momentos más importantes de la historia de la evolución humana: el periodo de la divergencia de los chimpancés y los homínidos de su tronco común.

Sus descubridores han bautizado  este cráneo con el nombre de Toumai que significa Esperanza de vida.

Lo sorprendente de este cráneo es que su parte posterior recuerda a la de un chimpancé, con volumen del cráneo se calcula entre los 320 y los 380 cc  pero los investigadores afirman, que el aspecto global de la morfología de Toumai no se asemejaría ni al de los chimpancés, ni al de los gorilas, ni al de ninguno de los homínidos conocidos hasta la fecha. Por otra parte sus dientes son pequeños con caninos más primitivos que los de Ardipithecus. En opinión de Chris Stringer, una combinación de rasgos no vista en ningún simio fósil  ni en los homínidos posteriores.

Para poder clasificar a Toumai dentro de la familia homínida  se debe determinar si ya era bípedo. Hasta ahora no se han encontrado huesos  de pies, manos, brazos, piernas o cadera por lo que por ahora no se puede afirmar si  Sahelanthropus era bípedo.  Si se llega a confirmar que Toumai ya caminaba sobre dos piernas, entonces se podría afirmar que la divergencia entre el linaje de los humanos y el de los chimpancés se realizó antes de lo que indican la mayoría de los estudios  actuales. Por ahora la conclusión es que Sahelanthropus es el miembro más antiguo y primitivo del género homínido, cercano al momento de divergencia de los homínidos y chimpancés.

Sin embargo, las opiniones están divididas. Los opositores dicen que se parece  más al de una hembra de gorila que al de un humano, pero según el paleo antropólogo francés  Brunet, es lógico que Toumai presente caracteres arcaicos y simiescos, ya que el opina que es el homínido más antiguo encontrado hasta la fecha.

Daniel Lieberman (de la Universidad de Harvard) afirma que este descubrimiento tendría un impacto similar al de una pequeña bomba nuclear.

Bernard Wood (del Departamento de Antropología de la Universidad de George Washington) afirma que están reuniendo evidencias que indican que nuestros orígenes son mucho más complejos y difíciles de trazar que cualquier otro grupo de organismos y que Sahelanthropus tchadensis es un candidato a la raíz de los homínidos y representa la punta del iceberg  de la diversidad  que se produjo durante la evolución humana comprendida entre los 5  y los 7 millones de años. El  debate científico continúa en que cuanto más nos acerquemos a la divergencia o al antepasado común, más indiferenciados son los caracteres y más difícil es decidirse a favor de uno u otro linaje.

Ya en 1997, Hidemi Ishida y Martin Pickford descubren en el yacimiento de Samburu Hills, en Kenia, Africa, unos fósiles de un hominido, primate.  Su edad 9,5 millones de años de antigüedad y de 60 kg, de peso.

Los restos fueron hallados no muy lejos de donde se han encontrado los de Orrorin  que pudo surgir una línea evolutiva de la cual se separaría el linaje que daría lugar a los Ardipithecus por un lado y a los homínidos por otro.  Orrorin sería el primer género de homínidos que, a través de los Praeanthropus  daría lugar al género Homo.

Pierolapithecus catalaunicus

Pierolapithecus catalaunicus es una especie extinta de primate hominoideo descubierta  con una antigüedad de 13 millones de años.

Source: http://www.guardian.co.uk /world/2004/nov/19/ science.highereducation Alok Jha, science correspondent The Guardian, Friday 19 November 2004 12.25 GMT

En 2002 por un equipo de paleoantropólogos catalanes dirigidos por Salvador Moyà-Solà del Institut de Paleontologia Miquel Crusafont de Sabadell, y que recibió la visita a finales de junio del legendario F. Clark Howell, codirector del Laboratorio de Estudios Humanos de la Universidad de California en Berkeley, descubren el que podría ser el antecesor común del hombre y los grandes simios (gorilas, chimpancés, bonobos y orangutanes). El único individuo conocido, que vivió  en una época poco conocida. La aparición de este nuevo simio da un giro a las teorías sobre los antepasados del hombre. El periodo de tiempo donde se cree que el hombre y el mono separaron su línea evolutiva fue el Mioceno Medio  fue 12,5 a 13 millones de años  cuando vivó el ‘Pierolapithecus catalaunicus’.

Un cráneo y una decena de dientes  y un total de 83 fósiles de un antropoide macho de entre 30 y 35 kg de peso de hace entre 12 y 13 millones de años que había sido devorado por carroñeros.

Corresponde  a un macho de 35 kg y entre 1 y 1,2 m de altura, lleva el apodo de Pau. Los científicos consideran que este antropomorfo, datado entre 12,5 y 13 millones de años, es posiblemente un ancestro común de los grandes simios actuales, incluyendo a los humanos.

Los omóplatos del nuevo simio se extienden a lo largo de la espalda, como en los seres humanos. En los monos, en cambio, estos huesos están situados a los lados de la caja torácica, como en los perros, por ejemplo. El cráneo era más parecido al de los humanos que al de los monos. La cara era corta, pero a pesar de ello, la estructura de la parte superior de la nariz se encuentra en el mismo plano que los ojos. En contraste, los monos tienen el caballete entre los ojos e interfiere en el campo de visión. Por otra parte, su cara vista de perfil estaba en pendiente y los dedos de sus pies y manos eran cortos, ambos rasgos característicos de los monos. Es por ello que el ‘Pierolapithecus catalaunicus’ se podía colgar de los árboles, pero no con demasiada facilidad.

La gran importancia del hallazgo reside en que corresponde a una  época en que no hay apenas  fósiles y que es cuando debió existir el antepasado común de los grandes antropoides actuales. Se trata de un antropoide que empezó a desplazarse por los árboles en posición vertical, por lo tanto podría ser un antepasado común de humanos, chimpancés, gorilas y orangutanes. Pau cumple con las características que cabía esperar del ancestro común y el registro temporal en el que ha aparecido es el adecuado, pues está muy cercano al propuesto por los genetistas y los biólogos moleculares.

Según Meike Köhler, “mientras el resto de los primates tienen el cuerpo más parecido a un gato, los grandes antropomorfos presentan posturas erguidas y el cambio para eso se ve claramente en el cuerpo de Pau”.

Aunque ha aparecido en Europa, los investigadores opinan que el Pierolapithecus también vivió en África. Los primates siempre se han generado en ese continente y luego han colonizado otros territorios. Pensamos que Pierolapithecus viene de África y sospechamos que llegó por el camino del Próximo Oriente más que desde el norte de África”.

El ‘eslabón perdido’, el último antepasado común entre el mono y el hombre, ha sido encontrado en Cataluña, España.  El ‘Pierolapithecus catalaunicus’ ha sido toda una sorpresa para los antropólogos, el físico ya que es una mezcla indefinida de humano y mono.

Otros enlaces de interés

Religiones contra la evolución

¿Compartimos el mismo ADN de los primates africanos?.

El origen de la humanidad según la paleontología

¿Estamos listos para la neo-evolución?

Desde el Big Bag hasta internet

 

 

Referencias

1) Facultades  de Ciencias y Eclesiastica de Filosofía. Universidad de Navarra

2) Wikipedia.

3)  Becominghuman.org

Fair Use Notice: This website may at times present copyrighted material, the use of which might not always been specifically authorized by the copyright owner. Such material is made available in an effort to advance understandings of democratic, economic, environmental, human rights, political, scientific, and social justice issues, among others. The author believes that this constitutes a “fair use” of any such copyrighted material as provided for in section 107 of the U. S. Copyright Law. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, the articles published on this website are distributed without profit for research and educational purposes.

Deja un comentario

No nescesitas estar registrado para comentar. Tu cometario requiere aprobación de un moderador antes de ser publicado.

2

Comentarios
  1. Comentario por:
    Fatima Galster

    21 enero, 2012 a las 9:52

    Hello. remarkable job. I did not anticipate this. This is a great story. Thanks!

  2. Comentario por:
    Elvis Apodoca

    10 febrero, 2012 a las 16:04

    This actually answered my problem, thanks!